Según el tamaño, el tipo, la ubicación y la causa del cálculo renal, es posible que el médico recomiende esperar a que el cálculo ureteral se expulse de manera natural, sin intervención médica o quirúrgica, durante cuatro a seis semanas. Después de este tiempo, es posible que sea necesario volver a evaluar su plan de tratamiento y determinar si puede continuar de manera segura con la observación o si se debe llevar a cabo una intervención.
 

El remedio

Esperar a que el cálculo renal se expulse sin intervención es seguro, siempre y cuando pueda tolerar el dolor, no presente señales de infección y el cálculo sea razonablemente pequeño, lo suficiente para expulsarse espontáneamente.

La expulsión de un cálculo pequeño puede provocar un dolor de intensidad variable (de leve a severo) y malestar; de modo que es posible que el medico recomiende analgésicos como ibuprofeno, paracetamol, naproxeno sódico o analgésicos opioides. Es posible que también necesite antieméticos.

 

En la cita con el médico

Hágale saber a su médico:

  • Todos sus medicamentos recetados, vitaminas y suplementos, hierbas o remedios naturales y medicamentos de venta libre.
  • Cualquier alergia conocida que tenga a los medicamentos y al agente de contraste utilizado en algunos rayos X.
  • Si se encuentra embarazada.
 

Mientras espera expulsar el cálculo

Tenga en cuenta estos síntomas frecuentes:

  • Náuseas y vómitos ocasionales.
  • Dolor en los riñones, el abdomen, la zona lumbar y a los lados del cuerpo. El dolor puede aumentar al orinar. Tome los medicamentos según lo prescriba el médico.
  • Sangre en la orina. El color puede variar de rosa claro a rojizo y, a veces incluso puede tener un tono marrón, pero usted debería ser capaz de ver a través de ella. (Los medicamentos que alivian la sensación de ardor durante la orina a veces pueden hacer que su color cambie a naranja o azul). Si el sangrado aumenta significativamente, llame a su médico de inmediato o acuda a la sala de emergencias para que lo examinen.

Llame al médico de inmediato si sucede lo siguiente:

  • Tiene fiebre de más de 38 °C o escalofríos.
  • Los analgésicos no reducen el dolor o experimenta un efecto secundario de los analgésicos.
  • No tolera los alimentos o las bebidas.
  • La orina presenta sangre en exceso (está roja, espesa y no transparente) o presenta coágulos que dificultan orinar. (Beber líquido ayuda a reducir la formación de coágulos de sangre en la orina).
 

Recursos

Parte superior