El médico posiblemente recomiende una cirugía de NLPC si tiene cálculos grandes, en gran cantidad o complejos. La duración de la cirugía es de una a tres horas, y comúnmente requiere que permanezca en el hospital de una a dos noches. Podrá reanudar sus actividades normales en una a dos semanas.
 

El procedimiento


Una vez que está bajo los efectos de la anestesia, el médico realiza una pequeña incisión en la espalda e introduce un manguito protector, o camisa, a través de la espalda y hacia el riñón. El médico pasa entonces un videoendoscopio, llamado nefroscopio, a través de la camisa para localizar y extraer el cálculo renal.
Con el objetivo de facilitar la sanación del riñón y el drenaje de la orina durante la recuperación, el médico puede colocar una sonda de nefrostomía o un stent ureteral en el cuerpo al final del procedimiento. Algunos pacientes requieren una segunda cirugía para expulsar la extracción de los fragmentos restantes del cálculo. De ser así, la sonda de nefrostomía o el stent pueden dejarse en el lugar hasta entonces.
 

Antes de la cirugía

Hágale saber a su médico:

  • Todos sus medicamentos recetados, vitaminas y suplementos, hierbas o remedios naturales y medicamentos de venta libre.
  • Cualquier alergia conocida que tenga a los medicamentos y al agente de contraste utilizado en algunos rayos X.
  • Si puede estar embarazada.

Repase las indicaciones preoperatorias del médico. Tal vez deba:

  • Programar citas para un electrocardiograma (ECG), radiografías o análisis de sangre y orina.
  • Hablar con el médico sobre los medicamentos que puedan incrementar el riesgo de sangrado, tales como aspirina, ibuprofeno, warfarina, clopidrogel y medicamentos antinflamatorios no esteroides. Posiblemente deba dejar de tomar algunos de esos medicamentos antes del procedimiento.
  • Tome antibióticos, si se los han recetado, para ayudar a evitar infecciones.
  • Consulte al médico sobre los medicamentos regulares que debe tomar la mañana de la cirugía. En ese día, tome esos medicamentos con solo un sorbo de agua.
  • No coma ni beba nada después de la medianoche previa a la cirugía (excepto el sorbo de agua con los medicamentos de la mañana).

Haga los arreglos necesarios para que alguien lo lleve a su casa

No puede conducir después de la cirugía, pida a un familiar o amigo de confianza que lo lleve. La mayoría de los hospitales y centros quirúrgicos le permitirá tomar un taxi para regresar a casa después de la cirugía.

 

Después de la cirugía

Tenga en cuenta estos efectos secundarios frecuentes:

  • Náuseas y vómitos ocasionales.
  • Dolor en los riñones, el abdomen, la espalda y a los lados del cuerpo en las primeras 24 a 48 horas. El dolor puede aumentar al orinar. Tome los medicamentos según lo prescriba el médico.
  • Sangre en la orina. El color puede variar de rosa claro a rojizo y, a veces incluso puede tener un tono marrón, pero usted debería ser capaz de ver a través de ella. (Los medicamentos que alivian la sensación de ardor durante la orina a veces pueden hacer que su color cambie a naranja o azul).Si el sangrado aumenta significativamente, llame a su médico de inmediato o acuda a la sala de emergencias para una evaluación

Si regresa a casa con una sonda de nefrostomía y una bolsa de drenaje:

  • La sonda de nefrostomía es una sonda que se coloca en el riñón que se conecta a una bolsa de drenaje para recoger la orina fuera del cuerpo. Por lo general, la sonda se retira antes de salir del hospital, pero algunos pacientes solicitan que se retire en una cita de seguimiento, comúnmente entre dos y cuatro días después de la cirugía.
  • Vacíe la bolsa de drenaje antes de que se llene. Si la bolsa ya no drena orina y siente dolor en la espalda, llame al médico de inmediato. La sonda puede bloquearse o aflojarse.
  • Es posible que note una pérdida de orina alrededor de la sonda y que sea necesario cambiar el vendaje.
  • La bolsa puede humedecerse, de modo que puede bañarse. Sin embargo, debe mantener el sitio de la incisión cubierto con un vendaje impermeable. 

Si regresa a casa con un stent ureteral:

  • El stent ureteral es un tubo plástico pequeño que se coloca en las vías urinarias para facilitar el control de la hinchazón y permitir que el riñón drene la orina.
  • El médico extraerá el stent en una cita de seguimiento, comúnmente entre 4 y 14 días después de la cirugía, aunque a veces el stent debe dejarse colocada por más tiempo.
  • Es posible que sienta que la vejiga está llena y constante necesidad de orinar (tenesmo vesical y polaquiuria), una sensación de ardor al orinar o moverse y espasmos musculares en la vejiga.

Llame a su médico de inmediato si:

  • Tiene una temperatura superior a 100 grados Fahrenheit o experimenta escalofríos.
  • El medicamento para el dolor no reduce su dolor.
  • No puede tolerar alimentos o líquidos.
  • Tiene demasiada sangre en la orina (roja, gruesa, incapaz de ver a través de ella) o si los coágulos de sangre dificultan orinar. (Beber líquido ayuda para reducir la formación de sangre en la orina).
 

Recursos

Parte superior